Mi hijo Down, Novedades, Nuevos padres, Reflexiones

Tu hijo no siempre será un bebé ¡Dísfrutalo!

Cuando tienes un bebé con trísomía 21, es probable que las primeras semanas y/o meses te los pases haciendo trámites burocráticos y de revisiones protocolarias.

Puede que llegue a su primer año de vida sin apenas darte cuenta y que, entre tanto papeleo, tanta revisión y el hecho de asumir sus circunstancias, llegue un día en el que pienses que realmente no estás disfrutando de tu hijo/a. Y esto te ponga triste.

Tu bebé con síndrome de Down necesita lo mismo que otros niños de su edad.

Es probable, también, que ese día u otro cualquiera, te plantees que en el fondo, tu bebé necesita lo mismo que otros niños de su edad: AMOR, besos, abrazos, caricias, alimento y sentirse querido, MUY querido.

El día que comprendes esto, empiezas a disfrutar realmente de tu hijo/a y ya no puedes hacerlo de otra forma.

Ese día, marca un antes y un después en su vida y en la tuya.

También, en su INCLUSIÓN. Porque ya no lo ves tan diferente a los demás, lo ves como lo que es: un bebé.

Si tienes más hijos, te puede resultar más fácil llegar a este planteamiento.

Si es el primero, a lo mejor tardas un poco más. Pero antes o después, también, te darás cuenta, creo yo.

Tu bebé necesita AMOR. Te necesita a tí.

Tu bebé con 47 cromosomas, necesita lo mismo que los demás bebés.

Te necesita a tí, a su madre y a su padre, a su familia, a sus hermanos, a los que le quieren y le rodean.

Necesita AMOR. Y esto lo necesitamos TODOS.

Quizás, también, necesite atención temprana y si tiene alguna enfermedad asociada puede que algún cuidado EXTRA.

Pero en esencia, en el día a día, lo que necesita es lo mismo que cualquier niño de su edad, que le quieran como es y que le cuiden.

Aprendiendo a disfrutar de los hijos

Vivimos tiempos en los que disfrutar de los hijos no siempre es fácil. Y menos, si tienen característica con la que no contabas.

Vamos muy deprisa a todas partes, tenemos horarios planificados al milímetro y es, ahora, con esta situación que estamos viviendo debido al Covid-19, cuando muchas personas están empezando a saber lo que supone disfrutar de sus hijos.

A pesar de las dificultades de estar encerrado en casa, sin poder salir apenas, trabajando, cocinando, atendiendo a los niños, haciendo las tareas del hogar, atendiendo las actividades del colegio, de atención temprana…

Es ahora, cuando las familias con hijos pequeños tienen (tenemos) menos tiempo que nunca, pero el estar cerca los hijos está ayudando a disfrutar de ellos y de las pequeñas cosas.

Disfruta de tu hijo porque no siempre será un bebé

Por eso, hoy, me dirijo a tí.

A tí que tu bebé todavía es muy pequeño y estás a tiempo de disfrutar de él.

Que no te pase como a tanta gente que escucho, con frecuencia, decir que no disfrutó de su bebé con síndrome de Down, de su llegada, del principio.

Pasaron ese tiempo pensando en otras cosas, proyectándose en el futuro, en lo que estaba por llegar ( y que a lo mejor nunca llegó) y agobiadas/os por las circunstancias.

Si volvieran para atrás, disfrutarían más de su hijo, de su cromosoma EXTRA, de su llegada al mundo, de los comienzos y que no pensarían tanto en el futuro.

Esto, en realidad, se puede aplicar a cualquier hijo, a cualquier persona y a la VIDA en general.

Hay que disfrutar del presente y de cada momento porque es lo único que tenemos seguro.

Así que ya lo sabes. Si tienes un bebé EXTRAoridinario ¡Disfrútalo mucho y no te lo pierdas! No, siempre, será un bebé.

#compartiresincluir

Tagged , , ,

About Raquel

Soy Raquel, mamá Down, mamá imperfecta de 3+1. Me encanta la vida y mirar al cielo. Desde Mamá EXTRAordinaria quiero poner mi granito de arena para la visibilización y la normalización de las personas con síndrome de Down en nuestra sociedad. ¿Me acompañas?
View all posts by Raquel →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.