Maternidad, Nuevos padres

Cómo influyen las personas con síndrome de Down en los demás: 15 efectos positivos

Cuando escuchas, por primera vez , las palabras síndrome de Down o no estás muy familiarizado con este mundo, es fácil que pienses en algo negativo porque es una idea muy extendida socialmente.

Algunas personas sienten miedo, otros indiferencia, compasión o incluso rechazo.

Todas estas sensaciones se producen, muchas veces, por falta de información o de referentes.

Es decir, por no conocer a nadie con esta condición o si lo conocen, tener ideas preconcebidas, sobre ello, que no siempre son ciertas.

Si a estas personas les preguntaran por los aspectos positivos del síndrome de Down y cómo influyen en la vida de los demás, probablemente pocas sabrían responder o lo harían con tópicos que, en ocasiones, poco o nada tienen que ver con la realidad.

Yo misma, sin ir más lejos, antes de que naciera mi hijo habría estado entre ellas.

Sin embargo, la vida de las personas con síndrome de Down tiene muchos aspectos que impactan positivamente en los demás y, de manera especial, en aquellos que les rodean.

¿Cuáles son esos 15 efectos positivos del síndrome de Down?

Hay tantos efectos positivos del síndrome de Down en la vida de de los demás, como personas hay en el mundo con esta característica genética porque todas ellas son diferentes.

Pero hoy, te voy a hablar de 15 de estos efectos.

Desde mi experiencia, el síndrome de Down impacta de forma muy positiva en la vida de aquellas personas que lo tienen cerca y es toda una oportunidad para:

1.- Crecer personal y familiarmente.

2.- Aprender inteligencia emocional, constancia, generosidad y resiliencia.

3.- Disfrutar de la vida y de las pequeñas cosas.

4.- Vivir a otro ritmo. Más despacio. Sin prisa, pero sin pausa.

5.- Cambiar la mirada y el corazón.

6.- Descubrir la belleza que supone ser únicos y diferentes.

7.- Aprender a AMAR y a ser amados en plenitud. Por lo que SOMOS, no por lo que tenemos.

8.- Ser más feliz.

9.- Agradecer lo que eres y cómo eres.

10.- Valorar lo que tienes y lo que te rodea.

11.- Poner el foco en la esencia, en lo importante.

12.-Vivir la vida con ALEGRÍA y EMPATÍA.

13.- Ser humilde y ver tus propias disCAPACIDADES.

14.- Construir un mundo más humano y mejor.

15.- Descubrir el verdadero sentido de estar aquí que no es otro que es VIVIR y dar la VIDA, AMAR y ser AMADO.

Podríamos seguir y no acabar nunca, pero con estos 15 efectos creo que te puedes hacer una idea del impacto que tienen las personas con 47 cromosomas en aquellos que les rodean, ¿verdad?

Si la trisomía 21 o cualquier otra circunstancia no esperada en un hijo, nos lo presentaran como una oportunidad en lugar de como un riesgo, estoy segura de que lo veríamos con otros ojos desde el principio.

Al mismo tiempo, si nos fijásemos un poco más en lo que tienen y en lo que aportan y no tanto en lo que les falta, no tendríamos tanto miedo y, como sociedad, diríamos SÍ al síndrome de Down con los brazos abiertos.

Si quieres contribuir a que esto sea así, comparte entre tus contactos para que nadie que se quede con la duda porque #CompartirEsIncluir

¡Gracias!

About Raquel

Soy Raquel, mamá imperfecta de 3+1. Me encanta la vida. Desde Mamá EXTRAordinaria quiero poner mi granito de arena para la visibilización y la normalización de las personas con síndrome de Down en nuestra sociedad. ¿Me acompañas?
View all posts by Raquel →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.