Mi hijo Down, Reflexiones

A tí, mujer EXTRAordinaria

En un día como hoy, 8 de marzo, en el que se celebra el día de la Mujer, me acuerdo de todas aquellas mujeres que, a diario, llevan a sus hijos a atención temprana, a terapias, a revisiones médicas, a valoraciones, a trámites administrativos, y a todo lo que implica tener un hijo con disCAPACIDAD.

Pues en una gran mayoría, quien hace todo esto son mujeres. Mujeres EXTRAordinarias.

Cada una con sus circunstancias y sus realidades. Diferentes todas ellas y no mejores unas que otras.

De manera especial, me acuerdo de aquellas que «sólo» se dedican a eso y al cuidado de su familia.

Aquellas que no trabajan fuera de casa, porque no quieren o porque la situación de su hij@ no se lo permite y en caso de hacerlo, se complicarían más las cosas.

Aquellas que si no me equivoco, alguna vez (o unas cuantas), han pensado que lo que hacen no tiene demasiado valor, que sus días o sus horas valen menos que las de otros y que, con frecuencia, tienen la sensación de que «no hacen nada o que hacen poco» porque no aportan en «términos económicos» a la familia.

Sin embargo, se equivocan porque su labor, aunque a veces no lo crean, es una labor EXTRAordinaria, muy necesaria y no al alcance de cualquiera.

Una labor que requiere mucho esfuerzo, dedicación, generosidad, humildad, entrega, coraje y sobre todo, AMOR. MUCHO AMOR.

Una labor que no sólo beneficia a sus hijos y a sus familias, sino a la sociedad en general porque gracias a su esfuerzo y al trabajo que ellas realizan, sus hijos podrán ofrecer al mundo mucho más de lo que ofrecerían si ellas no hicieran lo que hacen. Estoy segura.

Por eso, en un día como hoy, me acuerdo de tí, MUJER.

Que lo das todo, sin recibir nada a cambio, que entregas tu vida por la suya para que valores lo que haces y le des sentido a tu día día.

Eres el motor de cambio de la vida de tu hij@.

Y con tu valiosísimo trabajo y con tu ejemplo, contribuyes a que este mundo, cada día, sea un poquito más humano y mejor.

Y eso, querida amiga, no hay dinero que lo pague ni medalla del trabajo que lo reconozca.

Recuérdatelo en los días grises. Yo también lo haré. Te lo prometo.

Feliz día de la mujer, EXTRAordinaria.

#compartiresincluir

Tagged

About Raquel

Soy Raquel, mamá Down, mamá imperfecta de 3+1. Me encanta la vida y mirar al cielo. Desde Mamá EXTRAordinaria quiero poner mi granito de arena para la visibilización y la normalización de las personas con síndrome de Down en nuestra sociedad. ¿Me acompañas?
View all posts by Raquel →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.